Aire Limpio en edificios más que una decisión una necesidad.

Nuestro paso por el mundo al igual que todo lo que le integra tiene un tiempo y duración. Durante mucho tiempo hemos vivido en el error de tomar todo lo que se encuentra a nuestro alcance sin medir las consecuencias de nuestras decisiones. Es así, como equivocadamente hemos agotado recursos naturales hasta el límite de llevarles a la extinción, sin medir las consecuencias que las generaciones futuras tendrán que afrontar.

Nuestra conciencia quizá es ahora mayor que anteriormente y no por las luces de entendimiento, sino por el conocimiento cierto e inequívoco de que muchas de nuestras acciones están llevan al límite de tolerancia que el planeta puede soportar y que nos manda un día si al otro también señales de que nuestro despilfarro está siendo insoportable para el mundo.

Es en el anterior contexto que el calentamiento global, los agujeros en la capa de ozono y el deterioro de nuestra calidad de vida que tantas normas oficiales, gobiernos y políticas internas de empresas privadas, cada vez se unen más voces que buscan generar mayor conciencia de nuestras acciones para mitigar el impacto de nuestras actividades diarias.

Por lo anterior, rehabilitar y diseñar construcciones más eficientes que consideren directamente el impacto que tienen en la calidad de la vida de las personas, la salud y el medio ambiente se vuelven cada vez más no solo un tema de moda, sino un motivo de implicación de gobiernos, empresas y ciudadanos.

¿Sabías que las personas permanecemos más del 90% de nuestro tiempo en el día dentro de alguna construcción realizada por el hombre?, así mismo, vale la pena aclarar que la mayor parte de estos sitios consumen una gran cantidad de energía y que en muchas ocasiones se comparte el espacio dentro de ellos con grandes cantidades de personas.

Es por lo anterior, que no solo la construcción sino que la adaptación de los espacios en los que  actualmente pasamos la mayor parte de nuestro tiempo representan un reto extraordinario pero que requiere abordarlo inmediatamente. El objetivo es claro mejorar nuestra calidad de vida con aire más limpio y aumentar la eficiencia energética mitigando las consecuencias de nuestras actividades en la huella de carbono de los lugares en los que trabajamos, nos recreamos, comemos o descansamos

La responsabilidad del cambio climático mundial implica estabilizar y posteriormente reducir lo más rápidamente posible las emisiones de gases de efecto invernadero y un sistema de ventilación y manejo inteligente del clima y el aire adecuado a nuestras necesidades,  son apenas, los pasos necesarios e iniciarles que nos permitirán aprovechar mejor los recursos con los que contamos actualmente con el fin de aportar directamente en la reducción de las emisiones de C02

 

Ser responsable y cuidadoso con el medio ambiente apremia y desde luego,  si premia, además de aportar en la conservación del planeta, la eficiencia energética, también nos generará ahorros tangibles en nuestros bolsillos presentes, pero, sin duda repercutirá en nuestra calidad de vida y en la de las generaciones por venir.

Ya sea que busques ahorros actuales, por el cumplimiento de leyes y normas Europeas o locales o tengas en verdad una genuina preocupación por el medio ambiente, te recomendamos que visites airelimpio.com, donde seguramente encontrarás la solución adecuada a tus necesidades.